Arreglar una pared dañada en nuestro hogar

 

 

En muchas ocasiones puede que por accidente dañemos una o varias paredes de nuestra casa y no sepamos que hacer para poder arreglarla.

Si nuestra pared es lisa y accidentalmente la arañamos o hacemos un pequeño agujero en ella, lo que tendremos que hacer será enmasillar la zona en cuestión con masilla blanca, la cual encontraremos en cualquier comercio de bricolaje o tienda especializada. A continuación procederemos a alisar la pared y pintarla de nuevo con el color que corresponda.

Por otra parte, puede que nuestro problema sea suciedad acumulada en una pared, la razón puede ser que tengamos animales o un niño pequeño que haya podido tocar demasiado la pared con las manos sucias, por ejemplo. En un caso así, lo que podemos hacer es coger un paño húmedo y pasarlo cuidadosamente por la parte de la pared que tengamos que limpiar. También existen productos especiales como borradores mágicos para eliminar pintura o suciedad de las paredes, que usualmente funcionan sin problema.

El procedimiento de limpiar la pared es el mismo para una pared con gotelé, ya que no influye en nada el hecho de utilizar la misma forma para poder limpiarla.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *